Aprender a montar a caballo 2
/ by /   Artequus más que equitación, Clases de equitación / 0 comments

APRENDER A MONTAR A CABALLO

Nunca es tarde para aprender a montar a caballo. Si bien es cierto que es un deporte muy complejo y que necesita mucha dedicación, también es cierto que apasiona y que disfrutarás a cualquier edad.

Aunque para llegar a un nivel experto, donde domines diferentes movimientos a caballo con total ligereza y soltura se necesita de tiempo y entrenamiento, para poder disfrutar de un paseo por el campo, por ejemplo, solo necesitarás una clase básica, un caballo noble y que esté acostumbrado a principiantes, ropa cómoda y por supuesto, un profesional con experiencia que pueda acompañarte para cualquier duda que surja.

A continuación os daremos 10 consejos básicos a tener en cuenta “antes” de aprender a montar a caballo. Es necesario aclarar que sólo son de forma informativa y no sólo con leerlos se está preparado para empezar.

  1. En primer lugar debes buscar buenos profesionales, especializados en la disciplina que te guste, que te ayuden y enseñen.
  2. Nunca utilices la fuerza ni la agresividad. Aunque a veces es necesario ser firme y tener disciplina, nunca pegues ni trates mal al caballo, perderás su respeto y sólo obedecerá por miedo.
  3. Si en algún momento tienes miedo o estás bloqueado, pide ayuda o bájate. Los caballos sienten y perciben nuestras emociones. Primero respira, relájate y luego continúa. Siempre debemos tenerles respeto, así nuestro cuerpo estará alerta y reaccionará rápido, a diferencia del miedo, que nos bloqueará.
  4. Conoceremos al caballo que vamos a montar. El mejor momento es el del cepillado. Siempre, antes de cada monta es recomendable pasar un tiempo con tu caballo, limpiarlo, acariciarlo, palpar su cuerpo por si encuentras alguna anomalía que pueda molestarle. Este tiempo servirá para conectar entre vosotros y ganar confianza mutua.
  5. Intenta montar diferentes caballos. Cada uno te enseñará muchísimas cosas. A veces pasa que personas que sólo están acostumbradas a un caballo, al montar otros se dan cuenta que no saben montar.
  6. Todos nos hemos caído alguna vez. Es casi inevitable y tenemos que mentalizarnos que va a pasar y que no tiene por qué ser más que sólo eso, una caída. No lo afrontes con miedo, todo lo contrario, si te caes levántate y siempre que puedas súbete en el momento. Es importante terminar siempre con una buena sensación para nosotros y para el caballo.
  7. Aprende a preparar tú al caballo: Ponerle la cabezada de cuadra, cabezada de trabajo, montura, protectores o vendas, etc. En algunos centros de equitación te entregan el caballo preparado por falta de tiempo. Interésate en saber cómo se hace, es importante que seas capaz de montar y desmontar tú solo.
  8. Al finalizar tu entrenamiento pregunta si debes duchar al caballo y aprende cómo debe hacerse según cada época del año. Ellos estarán sudados y agradecerán una buena ducha y porque no, alguna zanahoria.
  9. Sin conocimientos previos se puede aprender lo básico en pocas clases, no hay reglas que certifiquen en cuántas, depende de las capacidades de cada uno. Pero recuerda, hablamos de aprender lo básico, aprender a montar a caballo y aún más importante, aprender a sentir al caballo, conlleva muchos años de experiencia y dedicación.
  10. Y por último, pero no menos importante. Nunca te vayas frustrado de una clase. Aunque creas que estás estancado, que no has aprendido lo suficiente o que no se te da bien, TODOS hemos pasado por esos momentos. Cada vez que vamos progresando queremos seguir aprendiendo y poco a poco se irá complicando, pero también poco a poco iremos cogiendo soltura, equilibrio y asiento. Como dijimos anteriormente aprender a sentir al caballo, a escucharlo, a que seáis uno sólo, lleva muchas horas de entrenamiento, pero os aseguramos que cada hora, cada gota de sudor y cada lágrima merecen la pena.

 

Montada en la grupa de la yegua en pié  Aprende a montar a caballo

SHARE THIS

Tags:


Leave a Reply